07 mayo, 2020

Lealtad, la palabra del mes de mayo


El artículo del mes

La lealtad es la devoción de una persona hacia algo o alguien. La actitud de no engañar ni traicionar.

Es muy fácil de olvidar cuando hay intereses de por medio (un equipo que solo juega para ganar independientemente de cómo, el dinero, …), es habitual perder la perspectiva de lo importante que es ser leal a uno mismo, a un estilo, a unos objetivos.

La lealtad que queremos promover, por encima del resultado deportivo es la de que debemos mantenernos fieles a nuestro estilo de club, a nuestros entrenadores, a nuestro juego, a nuestra educación, al “ganar no lo es todo”, queremos ser leales al aprendizaje del niño, al buen juego.

Creemos que esta lealtad es la que genera en nosotros, y generara en nuestros jugadores la idea de compromiso, amistad, credibilidad de nuestras ideas.

Recuerda ser leal con tu compañero, ser su amigo, ser solidario porque en el momento que pierdas su lealtad, o él la tuya, se reflejará el fallo en el campo, en el entrenamiento y también en las relaciones personales de amistad.

Debemos fomentar la lealtad sabiendo que jugamos para aprender y pasarlo bien. No habrá lealtad sin autenticidad, sin conexión con nuestro público, con el entrenador, con el club.

Buscar un “Messi”, significa que todo lo demás no importa, ni el club, ni los demás jugadores, ni el entrenador, ..., solo la avaricia de buscar un gran jugador para tener mucho dinero, mucha publicidad, contratos, pero eso significará perder los principios del club, la lealtad a nuestras ideas y a nuestros jugadores. Si hay un Messi, aparecerá, y como él será fiel, leal al club que se lo dio todo, por encima del dinero, de los títulos. Reconoceremos así que nuestra tarea principal es enseñar para crear buenos jugadores, en el campo y en lo personal, en la educación; leales a los principios que nos hacen distintos: la igualdad, el aprendizaje, el buen juego, el compañerismo, …