01 marzo, 2019

Deportividad, la palabra del mes de marzo


La deportividad es educación y respeto. Debemos aplicarla siempre, poniéndola por encima de los resultados, ganar sin deportividad es como hacer trampas, y no tiene sentido. Nos aporta los siguientes mensajes:
Se debe saber ganar y perder con deportividad.
Aprender a saludar al finalizar los partidos.
Negar la violencia, física y verbal.
Hay que saber pedir perdón.  

Enlaces de interés:
https://www.youtube.com/watch?v=XwRCkUOSPj4
https://www.youtube.com/watch?v=_aULBqQF5fI            


El artículo del mes
Deporte y deportividad: ¡juega limpio!

La Carta Olímpica se inicia con la enumeración de los principios fundamentales que inspiran la tradición griega. El primero de ellos dice: "Los fines del movimiento olímpico son: ...educar a la juventud mediante el deporte, en un espíritu de mejor comprensión recíproca y de amistad, contribuyendo así a la construcción de un mundo mejor y más pacífico".

Es decir, deporte es deportividad. Cuando termina la competición, lo que se impone es el abrazo y la felicitación por el esfuerzo realizado; y que la rivalidad en la cancha lo que de verdad debe fomentar es la amistad dentro y fuera de ella, pero también durante un partido, entrenamiento... debe mantenerse un espíritu de deportividad. No todo vale, dentro de los caminos de la victoria debemos evitar aquel que nos lleva a ser antideportivos, hacer trampas, engañar, insultar, lastimar.

Como se siente uno si al llegar a casa sabe que ha obtenido una victoria basada en las trampas? No es mejor llegar y saber que nos hemos comportado adecuadamente, que hemos ayudado al árbitro en su labor, que no hemos insultado, que no hemos realizado acciones antideportivas?

Trabajo muy duro y arduo en el deporte actual, pero que debe ser la base del aprendizaje. Esta debe ser la principal misión de los entrenadores, y por supuesto de los padres. Fundamental enseñar a perder, sin reproches, sin enfados, sabiendo felicitar al contrario, incluso si este si ha incurrido en acciones antideportivas.

La mayor satisfacción de ganar es saber que se ha hecho dentro de las normas, con educación, respeto; respeto al árbitro, a los entrenadores, al rival y sobre todo al deporte que amamos. La trampa es engañar al deporte que practicas, es solo poder ganar, pero sin honor.